domingo, 14 de junio de 2009

GANAS DE ORINAR DURANTE EL EMBARAZO


Ganas de orinar con frecuencia durante el embarazo


¿Por qué tengo ganas de ir al baño tan seguido?


Es posible que hayas notado una necesidad de orinar con más frecuencia, incluso antes de darte cuenta de que estabas embarazada. De hecho, es uno de los primeros sintomas de embarazo más comunes, y comienza aproximadamente a las seis semanas del primer trimestre.

¿Por qué de repente necesitas ir a cada rato? Es principalmente porque la cantidad de sangre que circula por tu cuerpo aumenta drásticamente cuando estás embarazada, lo que hace que los riñones deban procesar mucho líquido adicional. Este líquido va a parar a la vejiga. Más adelante, es posible que sientas presión en la vejiga debido a que tuutero es cada vez más grande.

También puede ser que notes que necesitas orinar aun con más frecuencia durante la noche. Eso se debe a que, cuando estás acostada, parte del líquido que retienes en las piernas y pies durante el día regresa nuevamente al torrente sanguíneo y termina en la vejiga.

Algunos libros sobre el embarazo dicen que se comienza a sentir algo de alivio al entrar en el segundo trimestre, cuando el útero sube por encima de la pelvis. Sin embargo, la investigación reciente no apoya esta idea. El hecho es que ese alivio en el segundo trimestre puede no llegar nunca.

En un estudio en el que algunas mujeres embarazadas tuvieron que calcular la frecuencia y cantidad que orinaban, los investigadores hallaron que, durante el transcurso del embarazo, aumentaba tanto la frecuencia como el volumen, y que no había ninguna disminución en el segundo trimestre.

Sin embargo, trata de que esto no te desanime. Es probable que te sientas mejor en otros aspectos durante el segundo trimestre y, entonces, seguramente te parecerá menos pesado ir al baño a cada rato.


¿Qué puedo hacer para orinar menos?


Puedes reducir el número de idas al baño evitando tomar bebidas que tengan un efecto diurético, como el cafe,el te y el alcohol. (De todos modos, no deberías estar tomando alcohol ahora.)

Consejo práctico: Cuando orines, inclínate hacia adelante para que la vejiga pueda vaciarse por completo.

Puedes hacer menos visitas al baño durante la noche si tomas mucho líquido durante el día y reduces la cantidad durante las horas previas a irte a la cama. De todos modos, puede ser que no te ayude demasiado. Como dijo una mamá: "¡Así te entrena la naturaleza para las muchas noches de sueño interrumpido que tendrás una vez que nazca tu bebé!".


¿Cuándo se considera que orinar con frecuencia es señal de un posible problema?


Habla con tu médicoo comadrona si sientes dolor o ardor al orinar, o si sientes la necesidad de orinar con mucha frecuencia, pero sólo salen unas pocas gotas cada vez. Esto puede ser señal de una infeccion urinaria. Las infecciones urinarias son el tipo más común de infección bacteriana en mujeres embarazadas y, si no se tratan, pueden producir una infección renal, o un parto prematuro o ambas cosas.


¿Retener el pis puede provocar incontinencia urinaria?


Muchas mujeres presentan lo que se llama "incontinencia urinaria de esfuerzo" durante el embarazo, lo que significa que pierden algo de orina cuando tosen, se ríen, estornudan, levantan objetos pesados o hacen cierto tipo de ejercicios, como por ejemplo footing. Es más probable que esto ocurra durante el tercer trimestre o en el periodo posparto. Una manera de prevenir este problema es evitar que la vejiga se hinche demasiado, de modo que no ignores las ganas de hacer pis.

Hacer los ejercicios de Kegel, que permiten fortalecer los músculos de la pelvis, también puede ayudarte a reducir la incontinencia de esfuerzo. Es una buena idea comenzar a hacer los ejercicios de Kegel durante los primeros meses de embarazo y continuarlos después del parto. (De hecho, es prudente hacer de los ejercicios de Kegel un hábito de por vida.)

Por último, recuerda vaciar tu vejiga antes de hacer ejercicio. Y, de ser necesario, usa toallitas protectoras por si te mojas accidentalmente (y ten a mano en tu bolso más toallitas de repuesto).


¿Cuándo disminuirá esta necesidad constante de orinar?


Todas estas idas y venidas al baño terminarán rápidamente una vez que nazca tu bebé. Durante los primeros días después del parto, orinarás en cantidades más grandes e incluso más seguidas, dado que tu cuerpo eliminará todo el excedente de líquido que retuviste durante el embarazo. Pero después de unos días, tu necesidad de orinar será la misma que antes del embarazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada